Dendrofilia

Opinión
Spread the love

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 19 segundos

Por: Armando Jiménez

” Zorba planta un árbol y un joven distraído mientras camina se encuentra con Zorba plantando el árbol. Y el joven le pregunta:- qué haces Zorba…?:- pues ya ves, plantando un árbol. Y porqué lo plantas si ya estás viejo para verlo adulto?…- Zorba le responde: – yo no estoy pensando en morirme. El joven se aleja meditando en la respuesta de Zorba. Respondiéndose: –Carajo! yo que a cada rato pienso en morirme.”

Amigos, plantar un árbol es un gran servicio que da alegría y vida al hombre. No son muchos o muchas los que tienen esta virtud de plantar un árbol. Es más! Muchos en forma neurótica rechazan con fobia al árbol porque tira hojas y porque levanta con su raíz la plasta de cemento de la banqueta. No ven en el servicio que el árbol hace a la humanidad con su sombra, fruto; el oxígeno que fabrica con su hoja verde cuando ésta absorbe o come el carbono del bióxido de carbono con la presencia de la luz solar, en el proceso llamado fotosíntesis. Amigos, es de buena suerte cuidar un árbol aunque no sea tuyo. Si ves que la herrería que lo circunda o abraza lo está lastimando, ve con tu segueta y córtala! Si ves que tiene hormiga, lleva tu polvo de hormiga y sálvalo! Ahora! Cuál es tu premio? Pues…La salud, tu salud; la pasajera dicha, la fugaz alegría, y el asomo de una partícula de felicidad. Mientras tanto ya te encargaste de generar algo de oxígeno para ti mismo, para tus hijos, para la humanidad. Y habrás prolongado tu existencia en este planeta. Porque los o las que se enferman habrá que preguntarles si han hecho un Servicio a la madre Tierra ?. Los padres debemos enseñar a los hijos plantar, cuidar, regar los árboles. Una gran variedad de árboles en el mundo, la Ceiba- Bioongó- , en zapoteco. Al inicio de marzo tira sus flores rosas, alimento buscado por los venados; es un árbol sagrado que debajo de su gran sombra en África los hombres tratan asuntos de poder. Aquí en el Istmo brota en el monte, crece al lado del río, al lado de las calles en Salina Cruz, Juchitán, Ixtepec. Aquí en el patio de la casa de mi abuelo don Amado Sánchez, mientras crecí lo ví con su enorme tronco espinado cónico como si tuviera piel de cocodrilo. Ya siendo joven lo ví secarse y desgajarse en rama y rama seca ; sólo que pasando el río, ahí otra gran ceiba bajo sus poderosos brazos se camina para tomar la Calle Dr. Robles hacia el Centro Escolar Federal Juchitán; no bien se ha subido la loma para enfilarse hacia la casa del General Charis; a unos metros otra gran ceiba y al llegar a la primera calle que va de norte a sur, es decir, Colón. Mirar hacia el sur, otras enormes ceibas se divisan. Al llegar el invierno el fruto de la Ceiba- tapombo-, se seca, se abre dejando escapar su algodón que en bolita y con una que otra semilla vuela en el viento. Este algodón que familias se ocuparon en cortar su fruto cuando estaban verdes y dejarlos secar, y ya secos extraerles su algodón para rellenar fundas para almohadas las más mullidas y ecológicas que pueden hallarse en el mundo.
Dendrofilia es el amor hacia los árboles, el programa del presidente AMLO Sembrando Vida que es reforestar miles de hectáreas de árboles frutales y maderables; es un programa noble, además que da trabajo a miles de hombres y de mujeres sembrando árboles no para México, sino para el mundo. El aire rodea el planeta, lo cubre; si alguien quema llanta que tiene azufre, no contamina su aire, contamina el aire del mundo. El bióxido de azufre es venenoso; quemar plástico también es contaminante, algunos tienen cloro, otros tienen benceno o fenil que originan cáncer, como ese plástico blanco que tanto se ocupa en vaso, plato llamado Unicel, muy tóxico formado de un derivado del benceno portador de cáncer. Amigos, usted puede mantener su salud sirviendo en esta hora difícil para la humanidad por la pandemia, plantando un árbol. Suerte! Mis amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *