Descubrimiento de América

Opinión Otras Noticias
Spread the love

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 38 segundos

Armando Jiménez

¿Porqué nuestro continente se llama América? Por Américo Vespucio, italiano que naciera en Florencia el 9 de marzo de 1454 y en 1505 se naturalizó castellano; era comerciante, explorador, cartógrafo; ayudó a Cristóbal Colón en su segundo y tercer viaje a aviar sus embarcaciones. Él mismo hizo 2 viajes al Nuevo Mundo descubierto por Colón el 12 de Octubre de 1492. Américo Vespucio dibujó el continente americano en el mapa por primera vez. Ahora, nosotros loas americanos hemos aportado al mundo europeo más del 50% de los productos cultivables en ese continente. Ahí les va: maíz, papa- patata-, cacao, tabaco, calabaza y sus variedades, tomate, variedad de frijol- judías-, aguacate, vainilla.  En cambio de los europeos conocimos: caballo, cerdo, asno, café, caña de azúcar, hierro, rueda, armas de fuego y las enfermedades como viruela y sarampión. Amigos, las penalidades para descubrir América fueron innumerables, dado que los marineros distribuidos en las 3 carabelas eran ” cristianos de  reciente bautizo, granujas huidos de la justicia, circuncisos amenazados de expulsión, pícaros y aventureros.” Cristóbal Colón había propuesto al rey Juan II de Portugal su proyecto de conocer o descubrir Las Indias; él no lo aprobó, unos judíos lo aconsejaron que no. De ahí que Colón a través del confesor de la reina Isabel la Católica, fray Juan Pérez logró proponer su proyecto a la reina; los reyes Católicos rechazan el proyecto dos veces y la tercera la aprueban. Se firma el proyecto o acuerdo con el nombre de La Buena esperanza. Ahí las condiciones  y costo del viaje y las prebendas y derecho que el descubridor tendría a perpetuidad. El gran navegante, el explorador, el cartógrafo, el gran almirante que nació para recorrer el mar, su pasión desde niño fue el mar; oyó de marineros sus aventuras en la taberna donde servía de mesero donde acudían a comer, beber vino los recién llegados de luengos viajes. No se sabe del origen del gran navegante Colón, es un enigma si es genovés o español. Aunque sus cartas están escritas en castellano, nunca en genovés o portugués. Él mismo afirma que se casó con Felipa Moniz de Pestrello en 1479, en Portugal; ella todavía joven y de cierta alcurnia que le podría ayudar abrir las puertas para su proyecto de navegación con el rey. Ella tenía ya una hija de su marido fallecido; y con ella tuvo a Diego, su hijo. En 1485 deja Portugal, cuando su proyecto no fue aprobado por el rey  Juan II, se va a España. Dicen que su esposa ya había fallecido.

En estas circunstancias de ese mundo europeo había caído el imperio romano de Oriente en 1453 en mano del imperio otomano. Cierran el acceso, entrada de Asia a Europa en ese punto que hoy es Estambul, es decir el Paso del estrecho del Bósforo, cerrando Asia menor con Egipto. De modo que no hay tránsito de navegación entre Asia y España y Portugal; sólo tenían acceso los turcos, otomanos y los italianos. Es probable que por esta circunstancia haya sido aprobado el proyecto de Cristóbal Colón, con el fin de llegar a Las Indias rodeando África. Porque la ruta de las especias, cerámica, perfume era básica para el comercio por mar. Cristóbal Colón  dice: partimos 3 días de agosto de 1492, las 8 horas. Tal vez del puerto de Palos después de oír misa. En el contrato firmado con los Reyes Católicos se estipuló dar 10,000 maravedíes quien viera primero Tierra, quien lo gritara primero  recibiría esa cantidad y un jubón de seda. Bien, la tensión en las carabelas iba en aumento conforme los días pasaban, llegó septiembre;  Colón tenía que mostrar buena cara, mentir en el número de millas recorridas, mantener borracho a la tripulación con tal de no sufrir una sublevación. Si una instrucción se daba a los marineros no era bien ejecutado, mal se hacían las maniobras. A fines de septiembre los marineros ya querían parar el viaje; estaban aburridos, desesperados de no ver certeza en el proyecto. Él, Colón tenía que prometerles que una vez llegando habrá oro como recompensa, las fatigas eran muchas, sólo que tienen su premio. Por el 9 de octubre la mala noticia que la cecina se agusanaba, así como otros alimentos. Él metió muchos barriles de vino, hasta de más; pues el vino sirvió para calmar a los sublevados. Durante la travesía se vieron aves en el cielo, gaviotas; sólo que el desconsuelo los llevó a pensar que había aves como el  alción capaz de tener y cuidar sus polluelos sobre las olas. En estas circunstancias de desánimo fue que Rodrigo de Triana gritó: Tierra…! A la vista!… Era el 12 de Octubre de 1492.

Rodrigo de Triana le dice al almirante:- Qué? No podría vuestra merced, Señor Almirante adelantarme alguna monedita a cuenta? Él le responde:- para qué? Éste responde:- para irme de putas! – y quién te dijo que hay putas en esta tierra? -cualquier lugar donde llegan marineros, hay putas-. Le respondió Rodrigo de Triana. Amigos, Cristóbal Colón no le entregó los 10 mil maravedíes, se los quedó aduciendo que él fue el primero en ver la tierra, sólo que no lo gritó. Dicen que al regreso Rodrigo de Triana se embarcó otra vez formando parte de una tripulación árabe. Y que con el tiempo murió colgándose de un mástil de una embarcación. En una noche en Sevilla, España,  parado antes de atravesar el río Guadalquivir, pregunté a una joven, qué había detrás del puente? Ella me respondió es el Barrio de Triana, y agregué será por Rodrigo de Triana? Su respuesta fue:- No creo.

Cristóbal Colón muere el 20 de mayo de 1506 en Valladolid, España. Sus restos reposan en la catedral de Sevilla, en un ataúd que 4 hombres sostienen hasta hoy. A unos metros del ataúd, en el piso de la misma catedral, ahí reposa su hijo Diego. Colón realizó 4 viajes al Nuevo Mundo; el último viaje duró en atravesar el océano Atlántico, un mes y 3 días. Murió en litigio prolongado reclamando a la Corona española su compensación perpetua, derechos, privilegios a perpetuidad y otros emolumentos. Su descubrimiento abre Europa y sus invasores  españoles y la iglesia Católica, la codicia por el oro y la destrucción de una profunda cultura milenaria en canto, danza, poesía, comida y el conocimiento y  cuidado de la naturaleza sagrada, que somos hoy los latinoamericanos. Hasta la vista mis amig@s. Cuídense!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *