- Juchitán

Aún estamos a tiempo para revertir los errores contra la naturaleza explica Miguel Ángel Toledo

* A juicio suyo hay que hacer un esfuerzo para reforestar el istmo.

Juchitán Oax.-

Para el artista plástico Miguel Ángel Toledo aún nos queda tiempo para remendar algunos errores que hemos cometido contra la naturaleza; para esta tarea dijo, corresponde a todos unir voluntades, es decir, la sociedad y las autoridades deben caminar de la mano.

Sin este esfuerzo, añadió, no será posible revertir los graves efectos que ya estamos pagando, por destruir el planeta.

Sobre el proyecto ciudadano de reforestar el istmo con dos millones de árboles bajo la finalidad de abatir los calores que llegan hasta los 44 y en ocasiones hasta los 45 grados, el también ceramista y presidente de la fundación Yu Guiiba, Miguel Ángel Toledo, expresó que no se debe de hacer caso omiso de este llamado y que los que ya están convencidos de ello, que refuercen el llamado a todos los pueblos para que la gente se una bajo este fin que le devolverá al istmo la grandeza que tuvo un día, como lo conoció Alejandro de Humboldt que llegó a maravillarse de las selvas del Istmo.

Críticó que quienes han invadido tierras no hayan aplicado un programa para reforestar sus espacios, ya que antes de que llegaran a los lugares que ocupan, dichos terrenos, llenos de árboles, fueron un pulmón para Juchitán.

También llamó a los zoques de los chimalapas a no dañar más la selva que alguna vez fue considerada como la reserva de la biosfera. “Hoy, por unas cuantas monedas destruyen los pocos bosques que quedan”, señaló.

Finalmente el artista juchiteco reveló que tuvo en mente apoyar a Juchitán con un programa para el rescate de áreas verdes o espacios en la vía pública. ” Llegué a plantearselo a Emilio Montero, pero no lo tomó en cuenta” se quejó.

Finalmente Miguel Ángel Toledo dijo tener la experiencia para hacer de los basureros un vergel, prueba de ello es el terreno donde actualmente vive y experimenta la producción de mango, papaya, cereza, plátano y otros frutos de la región, mediante fertilizante orgánico, desechando totalmente los químicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *