Servir es salud

Opinión
Spread the love

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 34 segundos

” Soñé que la vida
era alegría. Desperté y vi que era Servicio.
Serví, y en el servicio
hallé la alegría.”
Tagore – poeta indú; premio Nobel 1913-.

Servir es un privilegio, tener la oportunidad de servir es una fortuna; servir al abuelo, la abuela, al hermano o hermana menor; al ciego pasar la calle; atender al árbol que tiene hormiga- aunque no sea tuyo-, ya que él fabrica oxígeno para el hombre sin distinguir color, religión o lengua. La pasajera dicha, alegría o felicidad no está, no radica en bienes materiales. No está en el hecho de comprar un Móvil caro, tenis de marca, un auto de lujo. No, no está en tener dinero; inclusive el dinero en tenerlo puede conducirnos a un accidente, automovilístico por ejemplo. Vemos en los medios que la joven o el joven murió por manejar con exceso de velocidad y en estado no conveniente. Este evento desafortunado, no lo sufre la chica que ayuda a su mami hacer quesadillas, garnachas, tlayudas para vender como cena por las noches en su barrio pobre. El servicio da salud, alegría, buen ánimo. Quien se levanta temprano antes que el sol salga, no envejece; además que recibe la misericordia de Dios que viene del Sur, todavía con los luceros configurando una cruz en “el alto cielo estrellado”; yendo al norte repartiendo su misericordia. “Tú ya debes estar parado ahí para recibir su bendición “- así me dijo aquel hombre campesino de la Primera Sección, don Porfirio Castillo-. Amigos, sirvamos, y hallemos la salud física y mental. Servir a cambio de nada, no esperar un pago; de ahí que en zapoteco nuestra lengua: – Naa’quiñe’ :- él o ella, Sirve. Ke’ Iquiñe’:- No sirve! Significa que no sirve, no hace un servicio. Sirva usted no tirando basura de plástico por donde vaya. Siembre un árbol. Nuestros munícipes debieran saber que la palabra Municipio viene de munición o despensa; es decir en caso de pobreza, el municipio debe abastecer de comida a su comunidad. Ahora, la otra parte de la palabra Municipio que es Cip, significa cabeza; es decir quien es presidente Municipal es la cabeza de servicio de la comunidad. Cuando se dice precipicio, quiere decir, primero la cabeza porque pre, quiere decir Antes de…Y Cip, cabeza. Ahora ustedes califiquen, tenemos una persona o cabeza que nos da Servicio? Tenemos un presidente Municipal líder en el Servicio?
Volviendo a nuestra lengua zapoteca tan inteligente; al presidente municipal en zapoteco se le llama I’queguixi: Cabeza del pueblo. Amigos, sirvamos para estar sano físico y mentalmente; quien tiene paz, armonía consigo mismo y su alrededor, no se enferma, porque la enfermedad viene por comer de más, ambicionar más bienes y dinero; y no servir a los demás ni a su comunidad, ni a su entorno social o ecológico; por su comodidad y falta de desprendimiento. Sirvamos! Amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *