Medalla Belisario Domínguez

Opinión Otras Noticias
Spread the love

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 40 segundos

Qué diría de la tripulación de una gran nave que en la más violenta tempestad y en un mar proceloso, nombrara piloto a un carnicero que sin ningún conocimiento náutico navegara por primera vez y no tuviera más recomendación que la de haber traicionado y asesinado al capitán del barco?

Belisario Domínguez- discurso ante el Senado-; 23 de septiembre de 1913.

Fue en la mañana del 18 de febrero de 1913 en el Palacio Nacional donde fueron detenidos el presidente Francisco I. Madero y el vicepresidente Pino Suárez; por el General Aureliano Blanquet; conducidos a la intendencia del Palacio Nacional. Donde fueron resguardados hasta al anochecer del fatal día 22 de febrero, donde los sacaron para trasladarlos a la penitenciaría y darles muerte acribillándolos por la espalda, por orden de Victoriano Huerta; que salió con copas encima al anochecer de ese día de fiesta en la  embajada de E.U; donde asistió al festejo del aniversario de natalicio de George Washington, invitado por el embajador Henry Lane Wilson; un hombre que odiaba  al presidente Madero. Tal vez por no obedecer sus sugerencias y sobre todo negarle el pago que según él, debía México a los E.U por la inversión que hiciera para hacer estallar la Revolución Mexicana. En la historia mexicana este evento se llamó La Decena Trágica, ocurrió entre 9 y 19 de febrero de 1913. Fue una sublevación desde La Ciudadela comandada por el General Manuel Mondragón, aquel que Porfirio Díaz enviara a Francia para aprender artillería; fue eficaz como artillero; cuentan que montó unos cañones en el puerto de Salina Cruz por instrucción del General Díaz por si los gringos se atrevieran invadirnos  por el Pacífico -además de inventar el primer rifle automático -. Dicen que llegó el día, y cuando uno de los 3 buques gringos  de guerra al recibir un cañonazo en la proa; alarmados por la potencia de los cañones Mondragón; decidieron desistir abandonando la invasión. Ahora, es muy importante recalcar la buena fe del presidente Madero; su hermano Gustavo A. Madero, le llevó  a  Victoriano Huerta, y le dijo ante Huerta, éste ha iniciado una conspiración contra ti. Aun así, dejó libre a Huerta y le pidió disculpa por la actitud de su hermano. Más que Decena Trágica, este episodio se llama Pacto de la Embajada, ya que ahí el embajador Henry Lane Wilson reunió a Huerta, Mondragón, General Félix Díaz- sobrino de don Porfirio-; el General Bernardo Reyes; liberados éstos dos  de la cárcel por Mondragón y Aureliano Blanquet. El General Bernardo Reyes- padre de Alfonso Reyes-, pierde la vida el 9 de febrero de 1913 al intentar tomar el Palacio Nacional. En la embajada de los E.U., reunidos  estos personajes por el embajador Lane Wilson, el pacto consistió en traicionar a Madero; de ahí nombrar como presidente a Victoriano Huerta, con la condición de sucederle el General Félix Díaz. Amigos, es en estas circunstancias que el Senador Belisario Domínguez pronuncia su discurso en contra de lo ilegítimo, de lo inepto, y de lo criminal del hecho de la traición de Victoriano Huerta; que había usurpado la presidencia, asesinando al legítimo presidente Madero. Huerta protesta como presidente ante  una reunión de embajadores que le reunió Lane Wilson. Las cámaras de senadores y diputados fueron disueltos. En este mismo período de la legislatura XXVI, en estas circunstancias era diputado el juchiteco Adolfo C. Gurrión. Quien fuera también asesinado por orden de Huerta el 17 de agosto de 1913; poco se sabe de este diputado federal, quien se atrevió a denunciar la traición de Huerta, y exigir su renuncia. La mano de Huerta lo alcanza aquí en Juchitán, donde vino por unos días de agosto a visitar a su madre; su intención era de aquí trasladarse al norte para incorporarse a la resistencia ya iniciada en el Norte en contra del  gobierno de Huerta. Una calle lleva su nombre al lado del mercado de la Merced en la CDMX. Asesinado en la madrugada del 17 de agosto, en Chihuitán por un pelotón de soldados, a unos 8 km al poniente de la actual Ciudad de Ixtepec, siendo presidente municipal de Chihuitán Constancio Ríos, quien se prestó a este crimen injusto. Su cuerpo por las diligencias llevadas a cabo por su hermano Evaristo, por fin llegaron al panteón de Miércoles Santo en Cheguigo, aquí en Juchitán, donde está enterrado desde el 18 de diciembre de 1914.

Amigos, La Tragedia de Madero es un libro escrito por el embajador de Cuba en México, su excelencia Don Manuel Márquez Sterling, que en este periodo de la Decena Trágica; estando preso Madero, él pasó una noche con ellos. Y Madero le dijo con humor: perdone usted señor embajador por la incomodidad de esta habitación. Y por él sabemos las palabras, los últimos pensamientos, su preocupación por su hermano Gustavo A. Madero; su humor aun estando preso junto con el General Felipe Ángeles, a quien no asesinaron por temor al ejército, ya que el General Ángeles gozaba de prestigio. El embajador cubano  solicitó al embajador Lane Wilson, que le permitiera al presidente Madero viajar a Cuba, que un barco cubano ya estaba en Veracruz para transportarlo. Toda solicitud por salvar la vida de Madero fue negada; su esposa Sara de Madero se entrevistó con el embajador Wilson para suplicarle entregar con vida a su esposo; le prometió que abandonarían al país. Sólo oyó del embajador Wilson decirle: su esposo nunca me consultó; no sabe gobernar, creo que su lugar está en el manicomio…

Hoy 7 de octubre del 2021, el Senado otorga la medalla  Belisario Domínguez a la maestra doña  Ifigenia Martínez, quien fuera directora de la facultad de economía de la UNAM me parece que en 1966. Es una mujer excepcional, tal vez sea la primera mujer que se rebele ante la injusta distribución de la riqueza nacional. Esta medalla es la más alta condecoración  que otorga la Cámara de Senadores; la recibió también el maestro Andrés Henestrosa, como también don Jaime Torres, Bodet, así como el poeta chiapaneco don Jaime Sabines. Lástima! Que el presidente AMLO no pueda asistir para entregar esta  medalla a doña Ifigenia Martínez, por la falta de respeto de dos Senadoras panistas, que amenazan con  hacer un escándalo si el presidente asiste. Olvidan que la palabra Senador, viene de senil, de hombre o mujer con juicio, con madurez y sabiduría para aconsejar en la buena marcha de un país como hoy el nuestro que por fin navega hacia un porvenir cierto y seguro, teniendo como timonel de mano firme! Por fortuna nuestra y por nuestro país al presidente AMLO. Enhorabuena! Por México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *