- Municipios, PORTADA

San Pedro Taviche y San Jerónimo Taviche ponen fin a 80 años de conflicto

Tras la firma de un convenio definitivo de Conciliación Agraria, ambas comunidades privilegiaron la paz de sus habitantes con la conciliación de una zona de conflicto que abarca más de tres kilómetros

Este acuerdo es el número 47 que se logra establecer en lo que va de la administración

Tlalixtac de Cabrera, Oax.-

En el marco de los 106 años de la promulgación de la Ley Agraria, la Secretaría General de Gobierno (Segego), junto con los presidentes municipales y de núcleos agrarios de San Pedro Taviche y San Jerónimo Taviche, pertenecientes al distrito de Ocotlán, pusieron fin a 80 años de conflicto tras la firma de un convenio definitivo de Conciliación Agraria en su línea de colindancia que abarca más de tres kilómetros.

Este convenio es el número 47 que el Gobierno del Estado, a través de la Junta de Conciliación Agraria de la Segego, ha logrado establecer en lo que va de la actual administración.

Junto al jefe de residencia de la Procuraduría Agraria del Gobierno Federal, quien asistió como testigo de honor al acto jurídico; el titular de la Segego expresó que este día es muy especial para las y los campesinos del país, ya que la promulgación de la Ley Agraria reconoce la propiedad de las tierras, dándole sentido y fuerza constitucional, y con la firma de este convenio se abona a las condiciones de paz entre comunidades y contribuye a la gobernabilidad en la entidad.

“El Gobernador de Oaxaca nos ha instruido para apoyar a las comunidades, privilegiar y agotar el diálogo para crear las condiciones de paz en el estado; además que ya no son tiempos de mantener latentes los conflictos agrarios, al contrario, se debe demostrar la hermandad de nuestros pueblos, ya que en muchos casos existen hasta lazos familiares entre las comunidades que presentan conflictos y no es posible continuar con esto, es momento de hacer historia para heredar un futuro de paz en donde existan oportunidades”, destacó.

En ese sentido, reconoció la disposición y buena voluntad de las autoridades municipales y representantes de los núcleos agrarios involucrados en este acuerdo que abona a la paz y tranquilidad de sus habitantes, quienes por más de 80 años mantenían un conflicto en su la zona de controversia.

Asimismo, el encargado de la política interna destacó el trabajo de la Junta de Conciliación Agraria que fungió como el órgano conciliador entre ambas comunidades, quienes desahogaron 23 reuniones previas para alcanzar el acuerdo definitivo, esto sumado a la buena voluntad de ambas poblaciones, quienes ejecutaron los días 24 y 25 de noviembre de 2020, trabajos técnicos de amojonamiento y topográficos en la línea de colindancia que abarca más de tres kilómetros, beneficiando a 299 campesinos y tres mil 21 habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *