- Opinión

Primera Línea

Spread the love

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 11 segundos

María de los Ángeles Nivón

Gatell, la estrategia fallida en salud; los rebasó pandemia…¡sálvese quien pueda!

Las 32 entidades federativas se quedaron como en un principio, desde el inicio de la artera pandemia del covid-19, solos, sin una estrategia clara para enfrentarla, la cual ha cobrado la vida de 35,006 personas a nivel nacional.

La decisión del subsecretario de salud federal, Hugo López Gatell de apagar el semáforo de los estados argumentando “inconsistencias” en las cifras, es una muestra clara y de preocupación para las y los mexicanos, que la estrategia de salud falló, la pandemia podría desbordarse si no se aplican medidas emergentes y aquí aplica esa frase popular: ¡sálvese quien pueda!

No es posible que cada dos minutos haya un muerto de coronavirus en México, si se supone que como lo dijo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador en una de sus tantas mañaneras que se había “domado la pandemia”, y Gatell estuvo de acuerdo en esa información presidencial e incluso fue por ello que colocó al centro de la estrategia federal el semáforo por entidad.

Sin duda alguna, el único inconsistente en este tema estratégico para “domar” el coronavirus, ha sido el mismo López Gatell, porque en febrero cuando se detectó el primer caso de coronavirus en México, salió a decir que se daría seguimiento a todos los contagios, posteriormente presentó el Modelo Centinela, el cual serviría para tomar decisiones, porque no se podían contabilizar todos los casos.

Luego desechó esa estrategia, incluso se atrevió a no darle importancia al número de casos porque lo más importante era evitar la saturación de los hospitales, aunado a estas fallidas decisiones, también dijo que el cubrebocas no era necesario y hoy resulta que es la medida sanitaria más eficaz que hay para protegerse.

Gatell ha ido de experimento en experimento, lo peor es que ha sido a costa de miles de vidas de mexicanos y mexicanas, de enlutar a hogares, pero eso tampoco les importa.

El responsable de la estrategia sanitaria a nivel nacional le ha engañado al Presidente y de paso al pueblo de México, que se encuentra atribulado con los contagios y sus gobernadores, simplemente no se dan abasto, no cuentan con la suficiente estructura hospitalaria para atender la creciente demanda.

Hasta anoche, si las cifras de Gatell no mienten, iban 299,750 casos confirmados y 35,006 muertos, ocupando el “honroso” cuarto lugar en número de defunciones, superamos a Italia en estadísticas de fallecidos. ¿Qué hacemos?…¿le aplaudimos a Gatell?

Sin duda la crisis sanitaria que enfrentamos debería obligar al Gobierno de López Obrador a implementar una estrategia nacional de salud eficiente con un consejo de expertos en la materia y una estrecha coordinación con todas las entidades federativas, de otra manera, México no va a poder superar esta pesadilla del covid-19.

Ya hasta la bancada del Partido de la Revolución Democrática en San Lázaro pidió la renuncia del secretario de salud federal, Jorge Carlos Alcocer Varela, que anda prácticamente desaparecido del mapa y de su subsecretario Hugo López Gatell, por desborde de la pandemia e incluso le solicitan a AMLO replantear la estrategia sanitaria.

Sobre este tema la coordinadora de la bancada perredista, Verónica Juárez Piña señaló que fue “un error grave desatender las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, quienes desde un principio advirtieron que era necesario realizar pruebas para poder establecer una estrategia de contención eficaz contra la pandemia”.

“La pandemia está fuera de control y en las próximas semanas podría complicarse aún más por haber roto el confinamiento”, argumentó la legisladora federal del PRD.

No sé en qué nos beneficiaría a estas alturas la renuncia del “inconsistente” Gatell, el país es un desastre en este asunto del covid-19.

¡Ah!, pero anoche Gatell aclaró que “no hay pérdida de ninguna brújula, así está estipulado hasta que no haya cambio”, refiriéndose a los contagios que cada día habrán más pero será de forma más lenta, así se defendió de una serie de ataques, dijo, en su contra y sostuvo que la OMS “no lo regañó”.

Al mismo tiempo, el funcionario federal sostuvo que nunca culpó a los estados de la crisis sanitaria que se vive por la enfermedad. En serio, cada día es más decepcionante el actuar del responsable de la crisis sanitaria en el país.

Claro que fue un grave error levantar la cuarentena en estados donde los contagios están imparables, como el caso de Oaxaca, que si bien es cierto nos ha pegado muy fuerte el tema financiero, hoy estamos viendo que al haber pasado a semáforo amarillo por una mera estratégica económica, nos está llevando la tostada, hay más muertos y mayores contagios.

No hay una disminución significativa. Cerramos la semana con 736 defunciones y 7,736 casos confirmados, 127 nuevos en 24 horas en Oaxaca, mientras en el Istmo y Tuxtepec, los contagios están desbordados.

Aquí faltarían las cifras que no están en las estadísticas porque muchos mueren sin contar con el examen de laboratorio que confirme o descarte si el deceso fue por coronavirus. Según los subregistros tan solo en Juchitán en el periodo del 26 de junio al 10 de julio fallecieron 71 personas (no diagnosticadas) muchos de ellos con sospecha de estar infectados por el virus y a la fecha no se percibe una mejoría.

La pandemia se mantiene en 100 municipios de la entidad oaxaqueña, los más críticos son Juchitán y Tuxtepec, donde el Gobierno de Alejandro Murat Hinojosa anunció anoche acciones para contener los contagios.

En el caso de Juchitán el Hospital de Especialidades aumentará a 42 camas, la entidad se mantiene en semáforo naranja y pidió a la población seguir utilizando el cubrebocas de manera obligatoria en lugares públicos, así como el lavado constante de manos y la sana distancia, quienes puedan, quedarse en casa.

Ante la grave crisis sanitaria que vive Juchitán, el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla se reunió en esa ciudad del Istmo y centro de la pandemia con los directivos de los hospitales Macedonio Benítez Fuentes, el de Especialidades y representantes sindicales para dar una atención médica puntual a pacientes con diagnóstico de covid-19.

El Estado tiene que hacer frente para mitigar la crisis sanitaria, gobierno de Murat Hinojosa debe volcar toda su estrategia gubernamental para contener las dos pandemias: el coronavirus y la economía colapsada.

PIDE CAROL ANTONIO ATENCIÓN EMERGENTE PARA EL ISTMO

Ciudad de México, a 12 de julio del 2020

  1. JORGE CARLOS ALCOCER VARELA

SECRETARIO DE SALUD DEL GOBIERNO DE MÉXICO Y PRESIDENTE DEL CONSEJO DE SALUBRIDAD GENERAL

MTRO. DONATO AUGUSTO CASAS ESCAMILLA

SECRETARIO DE SALUD DEL GOBIERNO DEL ESTADO DE OAXACA

 

El suscrito, Carol Antonio Altamirano, Diputado Federal por Oaxaca, me dirijo a usted de manera respetuosa, con la finalidad de solicitar su valiosa intervención para que el Gobierno Federal implemente, de manera urgente, un Plan Especial para atender la grave situación que enfrenta la región del Istmo de Oaxaca, y particularmente el municipio de Juchitán.

Hoy los habitantes del Istmo de Tehuantepec, estamos sufriendo un aumento exponencial de contagios y defunciones por el COVID-19.

La crisis sanitaria puede salirse de control porque las capacidades de los municipios y los servicios de salud locales están siendo rebasados.

Usted sabe que en Oaxaca la cobertura promedio de los servicios de salud es menor a los indicadores nacionales y que, además, las condiciones de pobreza, hacinamiento, carencias educativas y la imposibilidad de que amplios sectores de la población suspendan sus actividades económicas, multiplica los riesgos para la población que observa como los rezagos sociales agravan el impacto de la pandemia.

Lo anterior está empezando a presentarse de manera preocupante en Juchitán, pero se teme que se extienda a otros municipios del Istmo y al conjunto de nuestra entidad.

En términos de salud pública, esto podría convertirse en una tragedia que podría ir más allá, porque de concretarse, generaría un ambiente de zozobra, incertidumbre e intranquilidad en la población. Los ciudadanos buscan ayuda, y por el conducto de sus representantes populares, claman por el apoyo emergente de la Federación.

En concreto, es urgente su intervención para reforzar el personal médico y técnico que de manera heroica ha realizado esfuerzos extraordinarios, así como mejorar de inmediato la infraestructura y el equipamiento especializado disponible en la región.

Solo para ilustrar la gravedad me permito destacar que el día de ayer se detectaron 162 casos de COVID-19 entre el personal que labora en el Hospital General “Dr. Macedonio Benítez Fuentes”, de la ciudad de Juchitán. Además, en el periodo del 26 de junio al 10 de julio de este año, en la misma ciudad fallecieron 71 personas (no diagnosticadas), muchos de ellas con sospecha de estar infectados por este virus.

Ello ha sido reportado por diversos medios de comunicación, sin que se perciba una mejoría. Si me permito insistir en esta petición, señor Secretario, es porque la emergencia que enfrentamos demanda que se actúe de manera inmediata, con responsabilidad y unidad. En esta tarea, cuente con mi absoluto apoyo y disposición.

Sin otro particular, le reitero la seguridad de mi más alta consideración.

Atentamente

CAROL ANTONIO ALTAMIRANO

C.c.p. Susana Harp Iturribarría. Delegada del Gobierno de México para Atender la Pandemia del COVID-19 en Oaxaca.

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *