- Estado

Semáforo Económico: 52% de los mexicanos laboran en la informalidad; Oaxaca de los más afectados

Oaxaca, Oax.-

El 52% de los mexicanos labora en la informalidad, de acuerdo a datos del cuarto trimestre de 2018 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

Se clasifican como trabajadores informales aquellos que laboran en negocios informales o aquellas que trabajan sin un vínculo laboral reconocido, como son trabajadores de servicio doméstico no protegido o aquellos que trabajan en empresas formales fuera del sector agropecuario sin hacer cumplir sus derechos laborales.

La la organización México, ¿cómo vamos? da seguimiento al indicador a nivel estatal con el #SemáforoEconómico, el cual permite evaluar el progreso, o falta del mismo, que cada estado ha tenido en la materia.

Al evaluar la información estatal para el último trimestre del año, la organización México, ¿cómo vamos? observó que 10 estados del país no sólo tienen niveles de informalidad laboral menores al nacional, sino que han logrado disminuir la tasa más de lo que se ha disminuido en todo el país.

Entre el cuarto trimestre de 2017 y el mismo periodo de 2018, la tasa de informalidad nacional disminuyó en 0.1 puntos porcentuales, estados como Coahuila, Baja California Sur y Baja California lograron mayores caídas en sus niveles de informalidad laboral, los cuales además son inferiores al nacional, ubicándose en 33.8%, 35.8% y 38.5%, respectivamente.

Sin embargo, 15 estados tuvieron niveles de informalidad mayores al nacional, y los 7 estados restantes registraron tasas menores a la nacional, pero menor progreso durante el periodo.

Oaxaca volvió a ser el estado con la mayor tasa de informalidad, con un 74.3% de la población ocupada no agropecuaria trabajando sin vínculo laboral reconocido.

La tasa, 22.3% mayor al nivel nacional, posiciona al estado en el último lugar en la materia por doceavo trimestre consecutivo. Después de Oaxaca se ubican Hidalgo y Guerrero, con tasas de 71.8% y 70.5%, respectivamente. Por otro lado, Chihuahua tuvo la menor tasa de informalidad en el periodo, 33.4%, seguido de Coahuila, cuya tasa fue de 33.8%.

La informalidad ha sido un problema persistente para muchos estados del país, particularmente en estados del sur.

El tener a tantas personas trabajando en la informalidad trae consigo diversas consecuencias que afectan el desarrollo económico de los estados, y del país.

Los trabajadores informales carecen de acceso a los derechos laborales de los cuales los empleados formales gozan.

Esto significa que no tienen acceso a la seguridad social ni a beneficios no salariales; además, los trabajadores informales tienden a tener menos acceso a capacitaciones profesionales y a herramientas de innovación, por lo cual mayores niveles de informalidad frecuentemente llevan a menores niveles de productividad. La baja productividad laboral, en turno, inhibe el crecimiento económico de los estados.

Lo anterior se vuelve evidente al observar el desempeño económico de los estados con mayores avances en materia de informalidad laboral; Guanajuato, cuya tasa de informalidad ha disminuido en 7.5 puntos porcentuales en los últimos 5 años, ha crecido a una tasa promedio de 4.5% anual durante el mismo periodo.

Aguascalientes ha disminuido su tasa de informalidad en 6.6 puntos porcentuales y ha crecido 6.0% promedio anual en los últimos 5 años. Por otra parte, estados como Tabasco y Veracruz, cuyas tasas de informalidad han aumentado en 2.6 y 2.9 puntos porcentuales en el periodo, han crecido a tasas promedio de -2.5% y 0.5% anual.

Si bien hay otros elementos que son necesarios para detonar el crecimiento económico de los estados, la informalidad laboral es una parte importante del problema.

Es necesario atender el problema mediante reformas al sistema de seguridad social de México y a la política fiscal que proporcionen incentivos al empleo formal.

Un avance significativo en materia de informalidad en el país no sólo daría un impulso al crecimiento económico mediante mayores niveles de productividad laboral, sino que permitiría a una mayor proporción de la población acceder a sus derechos y tener certidumbre en su situación laboral, mejorando así su nivel de vida.(Animal Político)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *